7 de diciembre de 2011

VI

_
Decirme piel y arena.

Decirte lluvia
en este desierto.

_

6 comentarios:

ALBORADA dijo...

Hay momentos en que la lluvia es como el hermoso sonido de muchos cristales y nos canta la dulce melodía del amor, las arenas entonces se visten de piel.

Mi querida Lunita, tus letras son de un deslizarse suave, al igual que tu amistad.

Besos, AMIGOTA

Diego dijo...

Lluvia en el desierto...
decir "te necesito"

Muy bonito Lunita querida

Abrazo

Mony dijo...

Decirte lluvia de mi desierto... (que no pare esta lluvia que inspira poesía, que inspira vida)

Precioso, Luna. Siempre es un placer leerte.

Besotes.

Patricia Nasello dijo...

Ah, Lunita, decir tanto y tan bellamente en tan pocos signos.

Qué placer leerte.

Abrazos

Fran dijo...

el mundo es una gran boca que grita: ¡escuchame!, pero no queda sitio para ningún oído.

Seamos pues boca y oído. O hablaremos con las paredes que no oyen aunque... ¡quién sabe!

Andri Alba dijo...

Y se hace el oasis al fecundar las nubes las arenas de ese desierto.

Yo te dejo aquí un par de besos, pero sigo leyendo :)