1 de marzo de 2012

Nacer

. 
Abrir la vida.
Frágil el cuerpo 
al borde del abismo.

.

13 comentarios:

Aloe dijo...

Hola Luna, así es, uno nace según la suerte y el abismo, nunca tenemos la certeza de en que lugar lo hallaremos.

Muy bueno este Haiku.

Te dejo un abrazo y el deseo de que tengas un buen fin de semana.:-)

Guille Silva dijo...

Y ese cuerpito que cae en el abismo de la vida, de ahi en mas todo es cuesta arriba.

Un beso amiga lindo fin de semana para ti.

Nómada planetario dijo...

La fragilidad se multiplica o se convierte en fortaleza según nuestra mente.
Besos mientras la tarde viste mantones grises.

iglesiasoviedo dijo...

Me gusta abrir la vida, a todo y a todos. Vivir es caminar por el borde del abismo, en el riesgo esta el placer.
Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Extremadamente frágil.

Fran dijo...

en la fragilidad y entrega se experimenta la gloria de la vida

No sé bien que quiere decir pero me salió así, luna.

Versos.

iglesiasoviedo dijo...

Gracias, querida amiga, por tu visita a mi fotoblog.
De donde saco los colores?, los colores y la luz están ahí, solo hay que darles salida para que ellos exploten.
Es un placer visitar tu blog y recibir tus visitas y tus comentarios.
Un beso.

iglesiasoviedo dijo...

Me gustaria pedirte permiso para utilizar tu hermosa frase "Cuando soñamos nos vemos por dentro", me encanta.
Un beso.

Patricia Nasello dijo...

Según he oído decir, siempre estamos al borde del abismo, pero sólo los artistas pueden verlo. La obligación de los artistas está en advertir este peligro a aquellos que no lo son ...como vos lo has hecho!!!

Beso tan admirado como siempre, querida Luna

Aloe dijo...

Hola Luna , tienes un detalle en el Rincón de Moon.

Un abrazo.

Aloe.

ALBORADA dijo...

Por ahí andamos amiga querida, caminamos como en una cuerda floja tratando de encontrar el equilibrio necesario para no caer.

Un abrazote lunita, se te extraña.

acróbata dijo...

Parece increíble lo que llegamos a resistir a pesar de nuestra fragilidad.

Besos.

Diego dijo...

Fragilidad. Todos somos frágiles, pero hay que vivir
Abrazo grande