26 de abril de 2013

XCIV

-

Como un fulgor en el sueño, la noche cargando a la luna. Arrastra sus temores.


-

13 comentarios:

Sarco Lange dijo...

La noche nos carga a nosotros. Nos echa en sus hombros y nos pregunta: ¿dulce o travesura?...

Es atroz...

Un beso.

ReltiH dijo...

LA NOCHE SIEMPRE BUENA CONSEJERA.
UN ABRAZO

TORO SALVAJE dijo...

Y tú nos lo regalas.

Besos.

David dijo...

Sueño, temor, Luna, fulgor...

Tanto con tan poco...

Deliciosas tus letras

Besos selenitas

Marinel dijo...

Es en ese tiempo azabache cuando la bolsa pesa más, y la noche lo sabe...
Besos.

Juan L. Trujillo dijo...

La luna nunca es una carga y lo que reflejan en los sueños son luceros que titilan.
Un abrazo, poeta.

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

La noche, que seria de nosotros los soñadores sin la noche, sin la luna.
Un beso.

ALBORADA dijo...

Cargada de sentimientos y en su rostro la luna los dibuja.

Un abrazo muy grande, AMIGOTA



P.D: por email, S.O.S

Antorelo dijo...

La noche cargando a la luna, ¡qué hermoso verso! ¡Qué sería de nosotros sin luna!
un abrazo

Nómada planetario dijo...

Lunas a hombros de noches para ir más allá de lo esperado.
Besos mientras suspira la tarde.

La histerica dijo...

tal cuál, aunque mis temores no se los llevó...

Alejandro Jónbjarnardóttir dijo...

Hasta donde se pueden llevar?

Marqués de Eros dijo...

Siempre me ha parecido que la luna ha sido una digna cómplice de mis coqueteos prohibidos, de mis temores mas profundos y de mi lagrimas mas dulces.

Definitivamente es una luna cómplice.