20 de abril de 2013

XCIII

-


Llueve noche triste en el cuerpo – dijo-, a la altura de un dolor.
Y adoré de su luna el rocío, su herida desnudez.


-

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Yo adoro como escribes.

Besos.

Oton dijo...

Se humedece la corteza, y el interior.

Silvia Jeannette dijo...

El rocío sobre la herida que calma el dolor. Eres única Luna amiga mía. Abrazos.

Neuriwoman. dijo...

Maravillosa Luna tu nos traes la sensibilidad y la esperanza. Me alegra mucho sentir de nuevo en tus palabras.

Un abrazo.

ReltiH dijo...

UNA MELANCOLÍA MUY HÚMEDA.
UN ABRAZO

sarco lange dijo...

Estar en la altura del dolor es casi como arañarse lo que se ha ido.

Besos.

Humberto Dib dijo...

En tan pocas palabras tanto... Perdón, pero no tengo nada más inteligente que decir.
Un abrazo.
HD

Juan L. Trujillo dijo...

Echaba de menos tus gotas de perfume hechas poesía.
Llueve noche y tu poema aflora claridades.
Un abrazo.

ALBORADA dijo...

S, a veces la noche llueve por dentro.

UN ABRAZO, AMIGA DEL ALMA

Patricia Nasello dijo...

Ah, Dios mío! Vale la pena esperar tus publicaciones, bella Luna.

La luna de tu poesía también es adorable...

Besos muchos.

Alejandro Jónbjarnardóttir dijo...

Madre mía , esto se va a lo hondo

Marinel dijo...

Porque el amar es así,se precipita al sentimiento,esté o no dolorido.
Precioso como siempre.
Besos.

Ts acróbata dijo...

Me alegra mucho volver a leerte.

Besos, Luna.

Locaporlaluna dijo...

Adorable leer Poesía, aquí. Cariños.